Economía

La consejera de Economía, Industria y empleo Marta Gastón se reunirá con el ministro de Energía por la Térmica de Andorra

Su intención es trasladar la alternativa de que Bruselas contribuya con las inversiones precisas para la Central a la normativa medioambiental para prolongar su vida más allá de 2020. Una proposición que no recoge la apuesta de los colectivos ecologistas por la reconversión industrial de la zona
| 17 mayo, 2017 07.05
La consejera de Economía, Industria y empleo Marta Gastón se reunirá con el ministro de Energía por la Térmica de Andorra
Central Térmica de Andorra. Foto: Ecologistas en Acción.

La consejera de Economía, Industria y Empleo, Marta Gastón, ha anunciado que el miércoles de la próxima semana, día 24, se reunirá en Madrid con el ministro de Energía, Turismo y Agenda Digital, Álvaro Nadal, para analizar alternativas que permitan evitar el cierre de la Central Térmica de Andorra a finales de junio de 2020. La petición de la entrevista surgió a raíz la decisión de la compañía italiana Enel del cierre de la Térmica de Andorra en 2020.

Gastón ha recordado que el propio consejero delegado de Endesa, José Bogas, que asistió a aquella Junta de Enel, le explicó en Madrid el pasado viernes, 12 de mayo, que no se había adoptado ninguna decisión formal, y ha añadido que en tal caso se debería haber notificado tanto al Gobierno español como al aragonés, cosa que no ha ocurrido.

Lo cual no obsta, ha insistido, para que cada vez esté más cerca el plazo del 30 de junio de 2020 marcado por las directivas europeas para abordar las inversiones necesarias para reducir las emisiones de la Térmica de Andorra. En este sentido, considera que es urgente que el Gobierno central acuda a Bruselas para desbloquear las ayudas públicas necesarias para que Endesa pueda afrontar los 180 millones de inversión que requiere la Térmica de Andorra según los últimos ajustes de costes de la propia compañía eléctrica.

La industria más contaminante de Aragón

Según Ecologistas en Acción, el carbón es una de las energías más contaminantes y una central de carbón produce 2,7 veces más de CO2 que una térmica de gas. Su mantenimiento solo fomentaría la continuidad de un modelo energético perjudicial para el medio ambiente, un parche que no solucionaría el conflicto minero. Por ello, la asociación insiste en que la preocupación de ciertos partidos políticos por el drama laboral de las comarcas mineras responde a los intereses propios y de las grandes empresas energéticas. Su propuesta, la cual Marta Gascón no ha mencionado y todavía no se sabe si trasladará al ministro, sería una verdadera reconversión industrial que diera una verdadera salida laboral a los trabajadores de la minería que no perjudicara a los intereses medioambientales y otorgara un futuro real a la zona.

Según el calendario de la consejera la ejecución de esta inversión duraría alrededor de dos años, por lo que se tendrían que poner en marcha en 2018. Pero para eso, ha insistido Gascón, hace falta que Bruselas autorice el apoyo económico sin que sea considerado ayudas de Estado como dictaminó en octubre de 2015 la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia.

Y para ello, ha recordado la consejera de Economía, Industria y Empleo, el Gobierno estatal puede apelar a la garantía de suministro que el propio ministro Nadal defendió en el último encuentro que mantuvieron con la presencia del carbón español en un 7,5% del mix energético. Un argumento ante Bruselas al que, como le recordó la semana pasada la dirección de Endesa, se podría añadir la declaración de interés estratégico de la Central Térmica de Andorra igual que está haciendo Alemania con su carbón.

17 mayo, 2017

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR