Movimientos

El Consejo Escolar de Aragón ratifica el Pacto por la Educación sin el apoyo de CGT, STEA y CCOO

El Consejo Escolar de Aragón ratificó este martes el texto del Pacto Social por la Educación que ha salido adelante con el apoyo mayoritario del Consejo pero sin los apoyos de CGT, STEA y CCOO, respectivamente segunda, tercera y cuarta fuerza sindical en la enseñanza pública no universitaria
| 9 noviembre, 2016 10.11
El Consejo Escolar de Aragón ratifica el Pacto por la Educación sin el apoyo de CGT, STEA y CCOO
La consejera de Educación, Cultura y Deporte, Mayte Pérez, con el documento del Pacto por la Educación. Foto: DGA

El Consejo Escolar de Aragón (CEA) ratificó este martes, en sesión plenaria, el texto del Pacto Social por la Educación que ha salido adelante con el apoyo mayoritario del Consejo. El documento reúne un total de 249 acciones, con las que, según el Gobierno de Aragón, se persigue “mejorar el sistema educativo aragonés, que se sustenta en cuatro pilares básicos: calidad, equidad, participación y planificación educativa”.

La presidenta del Consejo Escolar de Aragón, Carmen Martínez Urtasun, hizo entrega del documento a la consejera de Educación, Cultura y Deporte, Mayte Pérez, quien ha señalado “el compromiso y la responsabilidad que ha mostrado la comunidad educativa representada en el Consejo que, con este texto da un salto cuantitativo y cualitativo porque avanza en aquellas cuestiones que debemos abordar los poderes públicos, apostando por la calidad, sin perder de vista la equidad, en el sistema educativo”.

Sin embargo, el Pacto por la Educación no ha contado con el apoyo de CGT, ni STEA, ni CCOO, respectivamente segunda, tercera y cuarta fuerza sindical en la enseñanza pública no universitaria. Por lo tanto, según indican CGT y STEA, “la suma de su representatividad está muy por encima de la de CSIF y UGT, organizaciones que si han hecho suyo dicho pacto”.

“En consecuencia, el gran Pacto de consenso por la educación, se va a quedar en un ‘pactillo’ al que se adhieren todos los representantes de la educación privada concertada”, critican CGT y STEA para añadir: “No es para menos ya que el pacto equipara su red a la red pública, discriminando a esta última, que es la red que permite que la igualdad de oportunidades de las y los alumnos sea efectiva. En consecuencia, el Pacto respalda la mercantilización de un servicio público esencial como es la educación”.

El documento que el CEA remitirá a las Cortes de Aragón, traslada a dicha cámara “el divorcio estructural entre escuela pública y escuela privada concertada”, inciden los dos sindicatos. “Los diferentes grupos parlamentarios deberán ahora retratarse al hacer suyos o no los contenidos de un Pacto hecho a la medida de la concertada, que recordamos una vez más ha sido rechazado por la mayoría sindical de las y los trabajadores de la escuela pública”.

Desde CCOO destacan las “dudas” que el texto ofrece en alguno de los apartados, como la financiación, “donde no hay ni un solo compromiso, al menos en esta legislatura”. Asimismo, en materia de escolarización, “sigue sin atenderse un mal endémico de nuestro sistema educativo, como es la distribución equilibrada de la diversidad” y la evaluación del profesorado “será un tema que habrá que tratar cuando el Ministerio de Educación estatal abra negociaciones para debatir el Estatuto del Empleado Público Docente”.

Desde UGT han indicado que sí han suscrito el pacto porque, en su opinión, “dará respuesta a la tal ansiada estabilidad legislativa y presupuestaria demandada por toda la comunidad educativa”.

El Pacto también ha contado con el apoyo de la Federación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos y Alumnas de Aragón de centros públicos (FAPAR) que argumenta su decisión de firmar el pacto, tras “un intenso debate” interno, “por responsabilidad y con compromiso firme de seguir trabajando por la Escuela pública de Aragón”.

“Nos hubiera gustado que el Pacto se hubiera firmado unánimemente por todos los colectivos que han trabajado este texto. Asimismo, nos hubiera gustado que el Pacto fuera más contundente en la defensa de la Escuela Pública y todos sus principios, que nosotros consideramos garantes de cohesión territorial, equidad e integración y calidad, a los que nunca renunciará FAPAR, y seguirá exigiendo al gobierno de Aragón sea cual sea su composición política”, pero “asumimos, desde la propia definición del concepto de pacto, que todos hacemos concesiones para construir y que el documento no es individualmente el de cada una de nuestras organizaciones, sino el de todas las que lo suscribimos”, explican.

Cabe recordar que el Consejo Escolar de Aragón es el máximo órgano de participación de la comunidad educativa. En él está representado el profesorado de enseñanza pública y privada concertada; los padres y madres del alumnado de Aragón; el propio alumnado; el personal de administración y servicios de la enseñanza pública y privada concertada; los centros privados; los sindicatos; las organizaciones empresariales; la Universidad de Zaragoza; la Federación de Municipios, Comarcas y Provincias (FAMCP); la Administración de Aragón, así como las personas destacadas en el ámbito de la investigación educativa.

9 noviembre, 2016

Autor/Autora


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR