Editorial #ViolenciasMachistas #25N

100 noticias, 37 agresores y mucha opinión: AraInfo contra la Violencia Machista

El pasado 18 de mayo, tras una formación sobre comunicación feminista, creamos el especial #ViolenciasMachistas. Desde entonces hemos publicado las historias de muchos agresores y asesinos, este 25 de noviembre recordarmos algunas de ellas.
| 24 noviembre, 2018 07.11
100 noticias, 37 agresores y mucha opinión: AraInfo contra la Violencia Machista
Foto: Pablo Ibáñez

Cada cierto tiempo llegan a las redacciones informes con las cifras más relevantes sobre el número de denuncias, qué tipo de sentencias o cuántas órdenes de alejamiento se han dictado. Aunque el tratamiento de esta información ha mejorado con los años, lo cierto es que no dejan de ser números, porcentajes y comparaciones.

En esos informes casi siempre son ellas las protagonistas, las víctimas, las denunciantes, las que se encuentran en peligro. Sin embargo, ellos, los protagonistas, los violentos, los denunciados y los que generan el miedo, permanecen en las sombras del patriarcado.

Un año más, durante el día contra la Violencia Machista en AraInfo reflexionamos sobre ellos pero no solo sobre los agresores, también sobre los jueces, los abogados defensores, los políticos, los médicos, los amigos y los que nunca las conocerán, sobre todos los que alguna vez han pensado “qué habrá hecho para acabar así”.

El pasado 18 de mayo, tras una formación sobre comunicación feminista, creamos el especial #ViolenciasMachistas, en él empezamos a meter toda la información relacionada con este terrorismo que no se nombra. Desde entonces hemos publicado más de 100 noticias sobre Aragón y lo que nos alcanza a cubrir de otros territorios, en total, han sido las historias de unos 37 agresores y asesinos. Evidentemente, esta cifra no refleja el número de víctimas porque como ya sabemos a algunos les gusta compartir la agresión y a otros repetirlas, incluso algunos como los cinco violadores de La Manada son capaces de ambas.

Así, por nuestra pequeña redacción ha pasado el asesino que confesó haber estrangulado a su pareja en Zaragoza y el supervisor y la dirección de Alumalsa que cooperaron para alargar lo que ya sabían que el primero acosó a una trabajadora y que la segunda la despidió por denunciarlo.

Cuando llegó el verano, llegaron las fiestas populares y los festivales y, con ellos, la agresión de Artieda y el trabajo de toda una redacción que acompañó a la agredida siempre que ella necesitó ser escuchada, también llegaron las fiestas de Gasteiz y el agresor que no recibiría ni un solo apoyo por parte de la ciudad. Algo que no pasó en Uesca, allí el alcalde Luis Felipe y su equipo silenciaron las dos agresiones cometidas y una vez pasadas las fiestas y las cajas registradoras llenas decidieron lavarse las manos creando una comisión de investigación.

También conoceríamos a los capataces de los campos de fresa de Huelva con decenas de violaciones a sus espaldas y supimos que el Estado español en silencio devolvía a cada una de las jornaleras marroquíes que intentaba denunciar.

Antes de que terminara el estío Balbastro denunció a otro agresor y Zaragoza se quedó sin palabras cuando un hombre decidió por su mujer y su madre que acabaría con sus vidas antes de que la ciudad despertara. Después, también en Zaragoza, llegaría el íntimo amigo de los padres de una niña, condenado por abuso sexual continuado. La Manada que nos ha ido acompañando a lo largo de este año nos daría otro titular, estaban siendo investigados por otra agresión en Pozoblanco. La prueba: otra grabación de la agresión.

En octubre llegaron las Fiestas del Pilar y, con ellas, cinco agresores, uno de ellos el taxista que recogió a una joven del recinto de Valdespartera. El ayuntamiento, el movimiento feminista y la sociedad en general se echaron a las calles y hasta en dos ocasiones se paralizarían las fiestas.

Estos son solo algunos de los agresores que han ocupado los titulares de este año, pero también hemos publicado la respuesta casi inmediata de los movimientos sociales, instituciones y de la sociedad a cada una de estas agresiones o la noticia de la primera sentencia con perspectiva feminista, al parecer, al final se dieron cuenta de que ocho puñaladas era intento de asesinato.

Ya lo dice Rosa María Calaf, ahí donde verdaderamente se influye, en las secciones de opinión, las personas más oprimidas no entran. Por ello, además de los datos y los números de estos casos hemos publicado muchos artículos como este que toman partido y se posicionan contra la violencia machista desde la punta hasta lo más profundo del iceberg.

24 noviembre, 2018

Autor/Autora

Asambleya d'AraInfo.


Flickr
Twitter
Facebook

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR